Día internacional del derecho a saber

La libertad de información se define como el derecho a tener acceso a la información que está en manos de entidades públicas. Se recoge en el derecho fundamental a la libertad de expresión, reconocido por la Resolución 59 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada en 1946, así como por el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), que dispone que el derecho fundamental a la libertad de expresión incluye el derecho de "investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".

El derecho de acceso a la información es el derecho que le asiste a una persona de buscar, recibir y difundir información proveniente de los Gobiernos o de la Administración pública. En ese sentido, la Organización de las Naciones Unidas sentenció que "la libertad de información es un derecho fundamental y es la piedra angular de todas las libertades a las que están consagradas las Naciones Unidas".

La libertad de información se ha convertido en la consecuencia de la libertad de expresión en otros instrumentos internacionales importantes, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966) y la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (1969). 

El 28 de septiembre es también conocido como el Día Internacional por el Derecho de Acceso Universal a la Información y será celebrado por primera vez en América Latina.

Fuente de la imagen: página web de la UNESCO.