INSTRUCCIONES (Etiquetas, CATEGORÍAS)

  • Noticias                        NOTICIAS, General
  • Bibliotecas                   Destacados, BIBLIOTECAS ESCOLARES, Normativas, Informes, Recursos, Formación, Sello de Buenas Prácticas
  • Formación                   Activos, FORMACIÓN, Cursos                                           
  • Observatorio               Destacados, OBSERVATORIO, Novedades, Informes, Estadísticas
  • Mapa de Lectura         MAPA de LECTURA, España, Europa, América, Andalucía, Aragón, ...
  • Buenas Prácticas       Destacados, BUENAS PRÁCTICAS, Nivel Educativo, Primaria, ESO, Bachillerato, Bibliotecas, Proyectos Colaborativos, Otros Ámbitos
  • Recursos                    Calcular, Comprender, Crear, Escribir, Hablar, Investigar, Navegar, Saber Mirar
¿Dónde puede haber dificultades?
Niña leyendo

La lectura es un proceso complejo en el que están involucradas habilidades muy diversas. En los inicios de la lectura y durante toda la escolaridad, niños y jóvenes pueden encontrar dificultades en destrezas diversas que no hayan desarrollado adecuadamente.

Algunos ejemplos de dificultades frecuentes de nuestros hijos en relación con la lectura son:

  • No saben exactamente para qué están leyendo, qué contenido van a encontrar en el texto o qué información deben buscar.
  • No tienen suficiente experiencia con los diferentes tipos de texto como para encontrar, con rapidez y seguridad, el contenido o la información deseados. No saben localizar en qué parte del texto está lo esencial.
  • No saben lo suficiente sobre el tema tratado. En estos casos, puede que sean capaces de descifrar el texto, pero no de comprenderlo.
  • No tienen automatizado el proceso de descifrado y, como consecuencia, deben realizar un gran esfuerzo en la traducción de las letras a sonidos, lo cual les impide centrarse en la comprensión. No buscan significados sino letras.
  • Tienen dificultades para comprender un número significativo de palabras y para interpretar frases complejas.
  • No son conscientes de si están siguiendo el hilo argumental o no. No son capaces de controlar la comprensión y, por tanto, no utilizan ninguna estrategia para resolver sus problemas.
  • Puede que, aun siendo conscientes de que se han perdido, desconozcan la causa: una palabra desconocida, una frase complicada, un despiste...
  • Ante problemas de comprensión, no saben por dónde seguir o qué hacer. No conocen la variedad de mecanismos que pueden ser útiles para solucionar sus problemas: releer, leer el contexto, consultar un diccionario u otro libro especializado, preguntar a un compañero...
  • No son capaces de ver el texto como unidad, se quedan con ideas sueltas. Les resulta muy difícil hacer un resumen.

Con frecuencia, los problemas de lectura pueden estar en varias de estas habilidades. Tratar de conocer dónde está la dificultad será un primer paso para poder dar una orientación ante estas situaciones.