Instrucciones ICA

1. Seleccionar el elemento a revisar de la hoja Excel

2. En la pestaña 'Búsqueda' localizar el valor idArtículo (por ejemplo 1581)

    Seleccionar el correcto en función de la hoja que estemos trabajando (Familias, Estudiantes, Docentes o General) pulsando sobre su título y entrar en modo 'Editar'

3. En una nueva pestaña, copiar en el navegador la URLartículo (Ejemplo: http://www.leer.es/?p=1581) para visualizar su aspecto actual

4. Rellenar por cada documento los siguientes campos_

    Doc. Un númeríco secuencial (es irrelevante el valor)

         DocTitulo:   El texto que deseamos que se visualice (copy/paste de lo que se ve en la web actual)

                           (Ejemplo: Clase sin humo. Estrategias de comprensión. Esther Villalta Gil)

         DocArchivo: Tomamos del campo URL solo el nombre del fichero, sin el path

                              (Ejemplo: eso1_cn_clasesinhumo_al_esthervillaltagil_vidalabarca.pdf)

5. Eliminamos 'VACIO' del contenido si procede

6. Introducimos la etiqueta 'ica revisado'

7. Verificamos el Resumen

8. Eliminamos el [ID] del título

8. Publicar

Pedir consejo
Pedir consejo

El colegio, las bibliotecas, las librerías y sus especialistas serán excelentes aliados. Hagámosles una visita.

Acudir a las librerías y a las bibliotecas puede ser una actividad interesante para hacer por las tardes, los días de fiesta, en vacaciones...

Desde pequeños, podemos familiarizar a nuestros hijos con su funcionamiento. Con nuestro ejemplo y con la ayuda de los especialistas aprenderán lo esencial para manejarse solos.

Las bibliotecas, las librerías, organizan numerosas actividades de animación a la lectura. Tengámoslas en cuenta.

La biblioteca del centro educativo puede ser un buen recurso. Pidamos información sobre posibles formas de participación. Tomemos la iniciativa. Las bibliotecas y las librerías son lugares que deberían formar parte de los recorridos habituales de la familia.

Desde pequeños, los niños deberían empezar a conocer su funcionamiento: las secciones, los libros recomendados, las promociones, la programación de actividades de animación a la lectura... Se pueden hacer el carné de lector y pedir consejo a los profesionales: bibliotecarios, libreros o animadores. En ellas podrán pasar muy buenos ratos.

En estas visitas es conveniente que vayan acompañados. Los adultos podemos rastrear las estanterías, hojear las novedades o pedir orientación. Y con todo ello les estamos enseñando cómo comportarse en los lugares donde están los libros.

En la biblioteca podemos disfrutar de la lectura o hacer uso de los diversos servicios a disposición de los lectores. Muchas de ellas, y las buenas librerías, realizan numerosas actividades: encuentros con autores, representación de obras, fiestas alrededor de los libros....

Por otra parte, en los centros educativos suele haber una biblioteca en la que se organizan actividades y se ofrece un servicio de préstamo. Algunos centros proponen también encuentros para familias, e incluso estarán abiertos a las sugerencias de los padres siempre que se animen a participar.

Sin duda, para la adecuada orientación de nuestros hijos, resultará de gran ayuda el consejo de los profesionales –profesores, bibliotecarios y libreros–, así como la consulta de las listas de libros recomendados en guías de lectura, revistas especializadas o catálogos.

Es conveniente estar informados de la labor de los especialistas. Aprovechemos todo este conjunto de iniciativas: el mundo del libro y la afición por la lectura se nutren de todas ellas.