Imagen Creative Commons

Guía de bolsillo de Creative Commons

12/02/2015 - Blog, Etiquetas , cniie , educacion , alfabetizaciones multiples , tic , derecho de autor , creative commons , creatividad , licencias , propiedad intelectual

En la actualidad prácticamente cualquier persona es capaz de crear y compartir contenidos gracias a internet y a las nuevas tecnologías. Es muy sencillo tomar una foto con el móvil y subirla a las redes sociales o enviarla a otras personas, así como interactuar en foros, escribir artículos en un blog, enviar mensajes  o compartir enlaces. Es algo que forma ya parte de nuestro día a día. Algo impensable unos años atrás se ha colado en nuestra vida cotidiana. Esta situación genera un caldo de cultivo idóneo para el desarrollo de la creatividad y para el flujo continuo del conocimiento y la información. Pero, ¿existen límites?, ¿somos conscientes del uso que damos a todos esos materiales?

En muchos casos desconocemos si el uso que hacemos  de esos contenidos es adecuado o si estos tienen algún tipo de restricción o licencia. Entramos en el enrevesado mundo de la propiedad intelectual, las licencias de uso y los derechos de autor. Si este tema ya es complicado de por sí, no hace mucho entró en vigor en España la nueva ley de propiedad intelectual que introduce algunas modificaciones respecto a la anterior. Tratándose de un texto jurídico, no es extraño que alguien lea la ley y no saque nada en claro. Así ocurre, en general, con muchos textos o leyes relativas a la propiedad intelectual y las licencias de uso. A esto hay que sumarle la infinidad de casos peculiares y particulares que a menudo necesitan de un contrato específico y único que no todo el mundo es capaz de redactar correctamente.

Esta nueva realidad plantea también la necesidad de buscar formas alternativas de afrontar el problema. La aparición de nuevos instrumentos jurídicos se hace cada vez más necesaria ante la incesante avalancha de usuarios activos en la red y plataformas sostenidas en el frágil y obtuso marco legal o que flotan en el vacío existente. Es en este punto donde aparece Creative Commons.

 

Creative Commons es una corporación sin ánimo de lucro fundada en 2001 por un grupo de expertos en ciberleyes, propiedad intelectual e informática. Estas personas se basaron en la idea de que son muchas las personas que no quieren ejercer todos los derechos de propiedad intelectual recogidos en la ley o que simplemente quieren compartir su trabajo para que otros lo puedan reutilizar, modificar o aprovechar de cualquier manera de forma totalmente altruista, solo por la satisfacción de participar en un proyecto intelectual común. También hay mucha gente que se ha ido dando cuenta de que un derecho de copia absoluto muchas veces dificulta la difusión y la expansión y prefieren buscar otras vías más innovadoras para obtener rendimiento.  Creative Commons trata, mediante un conjunto de licencias en la web, de ofrecer una alternativa gratuita a la gente que opta por compartir con todo el mundo contenidos en la red.

 

Las licencias Creative Commons son varias licencias de derechos de autor que permiten administrar los términos de copyright de una forma fácil y sencilla. Estas licencias permiten que cualquier obra pueda ser compartida y reutilizada bajo unos términos flexibles y dentro de un marco legal.
CC ofrece una base de seis licencias que dependen de cuatro condiciones:

 

Atribución (BY): El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas siempre y cuando reconozca y cite la obra de la forma especificada por el autor o el licenciante.

 

 

 

No Comercial (NC): El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas para fines no comerciales.

 

 

 

No derivadas (ND): El beneficiario de la licencia solamente tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar copias literales de la obra y no tiene el derecho de producir obras derivadas.

 

 

 

Compartir Igual (SA): El beneficiario de la licencia tiene el derecho de distribuir obras derivadas bajo una licencia idéntica a la licencia que regula la obra original.

 

 

A partir de aquí, las condiciones se combinan dando lugar a las seis licencias existentes:

 

Atribución(CC BY)

 

 

 

 

Atribución-CompartirIgual (CC BY-SA)

 

 

 

 

Atribución-NoDerivadas (CC BY-ND)

 

 

 

 

Atribución-NoComercial (CC BY-NC)

 

 

 

 

Atribución-NoComercial-CompartirIgual (CC BY-NC-SA)

 

 

 

 

Atribución-NoComercial-NoDerivadas (CC BY-NC-ND)

 

 

 

Las licencias CC se pueden aplicar a cualquier tipo de trabajo, incluyendo recursos educativos, música, fotografías, bases de datos, información del gobierno y del sector público y muchos otros tipos de contenido creativo. Las únicas categorías de obras que CC no recomienda para sus licencias son programas informáticos y obras que ya no están protegidas por derechos de autor o en el dominio público. Para cada caso existe un tipo de licencia que se adapta mejor, y estas licencias con compatibles con otras licencias y contratos, y son muy flexibles en cuanto a su uso pero no son revocables. Además para hacer uso de estas licencias no es necesario realizar ningún registro ni avisar a Creative Commons. Simplemente hay que elegir la licencia que queremos aplicar y colocar su logotipo en un lugar visible de la obra, o bien escribir el nombre completo de la licencia.

Con este resumen, desde leer.es pretendemos dar a conocer la labor de Creative Commons y el impacto que esta puede tener en la sociedad. Cada vez es más la gente que opta por utilizar estas herramientas y decide compartir con otros sus conocimientos. La generosidad en este caso sirve como eje en torno al que construir una red cada vez mayor de conocimiento y de información. Como plataforma de difusión, banco de materiales y fuente de recursos multimedia, estamos acostumbrados a encontrarnos con serias dudas a la hora de realizar muchas publicaciones o compartir contenidos. Por eso te animamos a que averigües más sobre el tema y sigas navegando en las redes nutriéndote de conocimientos.

Nos despedimos con este simpático vídeo donde lo explica todo de una forma muy amena.