Baliabideak - Ikertu

Las revistas

¿Para qué?

  • Aprender a leer textos que nos informan sobre la actualidad.
  • Estar al día de las novedades en literatura infantil y juvenil.

¿Cuándo?

  • En el tiempo libre, los fines de semana y las vacaciones.
  • Siempre que necesitemos consultarlas para estar al día.

¿Cómo?

Es conveniente que nuestros hijos se acostumbren a la lectura de revistas destinadas al público infantil y juvenil, tanto cómics como revistas de información general. En las bibliotecas y librerías pueden darnos información útil. Podemos suscribirnos o ir a leerlas a la biblioteca más cercana. Normalmente, no se prestan. Además, en algunos periódicos existen suplementos semanales destinados a los niños y a los jóvenes. Todas estas publicaciones periódicas pueden ser interesantes por la variedad de textos que incluyen, además de mantenernos informados sobre las novedades de literatura infantil y juvenil.

Lectura de artículos de actualidad. En principio, se deben destinar a los lectores iniciados, pero existen algunas revistas que ofrecen artículos adecuados para niños y niñas a partir de los ocho años. Se trata de reportajes, artículos cortos sobre deportes, artes o algún otro tema de actualidad. Sería conveniente que las primeras veces que se enfrenten a su lectura lo hiciesen acompañados de un adulto que pudiera guiarles.

Cómics. Suelen ser fáciles de leer, siempre que los más pequeños estén familiarizados con las narraciones. De todas maneras, no está de más que al principio un adulto les guíe para entender el lenguaje visual de las historietas: orden de las viñetas, situación del texto correspondiente a la voz del narrador y de los diálogos, significado de algunas onomatopeyas que se suelen presentar con recursos de imagen… En las historietas por entregas semanales, una actividad interesante puede ser imaginar qué ocurrirá en el capítulo siguiente. Todas estas publicaciones pueden ser objeto de conversación en la familia.

Pasatiempos. Las revistas infantiles suelen ofrecer una sección de pasatiempos. Con nuestra ayuda los pueden ir resolviendo, especialmente los que proponen juegos con palabras o pequeños textos. Serán de ayuda para mejorar algunas capacidades que tienen que ver con el descifrado y la comprensión de los textos.

Reseñas de libros, películas, discos, etc. Estas secciones nos pueden orientar en la tarea de elegir libros. Podemos leerlas acompañados de nuestros hijos. Conviene ser selectivos y ver si realmente los consejos responden a criterios de calidad o solamente a pautas comerciales. Si contrastamos las opiniones de las revistas con los libreros y bibliotecarios, podremos formarnos un criterio.

Correspondencia. Estas publicaciones suelen incluir una sección de correspondencia. Puede resultar interesante sugerir a nuestros hijos que se dirijan a ella.