Imagen de la cabecera con bebé escribiendo en el teclado de un ordenador portátil.

¿Escritura a mano o escritura digital?

18/01/2019 - Blog, Etiquetas , alfabetización , aprendizaje , leeres , escritura digital , escritura manual , investigación

Actualmente, muchos niños y niñas viven sus primeras experiencias de escritura utilizando diferentes tipos de teclados. Y es que la escritura está cada vez más digitalizada en todos los niveles de educación. Un estudio realizado por la Universidad de Noruega en 2016 recoge la investigación existente sobre las implicaciones cognitivas, motoras y socioculturales que pueden derivarse de la sustitución de la escritura a mano por la escritura en el teclado.
Tal y como mencionan las autoras del estudio, los inconvenientes de reemplazar bolígrafos y lápices por teclados, la investigación educativa y científica sobre las habilidades motoras finas para el desarrollo cognitivo (memoria), y los resultados del aprendizaje (por ejemplo, lectura y escritura) son temas de interés social. Basta recordar la repercusión mediática de la noticia  que contaba que los niños finlandeses, desde 2016, no aprenderán de forma obligatoria la letra enlazada, sino la letra de imprenta a través de la asignatura de mecanografía, que será obligatoria desde el inicio de la vida escolar. La razón de dar más preminencia a un formato de escritura que a otro fue, según los responsables de la educación en Finlandia, porque a los estudiantes les será más útil en su vida laboral.
 

Imagen de teclado de ordenador sobre fondo negro.

Teclado de ordenador

Como expone el estudio, la escritura es una habilidad que implica la coordinación de  los procesos motores, la percepción y la cognición. Por ello, hay distintas perspectivas que investigan y teorizan sobre el proceso de la escritura. Desde la perspectiva de la psicología cognitiva existen estudios que indican una ventaja general del bolígrafo y el papel en comparación con las herramientas de escritura digital para los primeros escritores. Desde la neurociencia, los estudios favorecen, en general, la escritura a mano sobre la escritura con teclado, ya que los procesos motores implicados en la formación de letras a mano facilitan la percepción de las letras. Por último, los estudios de un enfoque sociocultural difieren de los otros dos grupos, ya que se centran más en aprender a leer escribiendo.
Las autoras del estudio recuerdan que ha habido investigaciones que demuestran que practicar la escritura a mano facilita el reconocimiento visual y la categorización de las letras. Debido a los distintos procesos motores implicados, cuando se escribe a mano, hay una retroalimentación visual, motora y cinestésica simultánea, continua y concurrente que le proporciona al cerebro información  como el movimiento (trazos, líneas, puntos y curvas) de la mano que escribe, que  supone retroalimentación en línea al cerebro sobre la forma visual de la letra específica que se está produciendo. Cuando se escribe en el teclado, se localizan y tocan las teclas en este, pero no implica ninguna información al cerebro. Los estudios de comportamiento y de neuroimagen proporcionan la evidencia de la importancia de dicha retroalimentación, lo que indica que los procesos sensoriales y motores de la escritura a mano, pero no el teclado, contribuyen a la representación visual subsiguiente y recuerdo de la letra.
 

Imagen papel con letra manuscrita.

Letra manuscrita

A pesar de lo anterior, uno de los argumentos más comunes a favor de la escritura del teclado sobre la escritura a mano se refiere a las habilidades motoras inmaduras finas de los niños en edad preescolar y sus dificultades para dibujar letras a mano. Se afirma, desde esta perspectiva, que la introducción del teclado en lugar de la escritura a mano es más motivadora, lo que facilita la producción de texto desde una etapa temprana sin las dificultades motoras asociadas y sus posibles consecuencias en la autoestima. En este sentido, muchas escuelas de Noruega siguen el método “Escribir para leer” que supone enseñar a escribir a mano cuando los niños y niñas tienen 9 y 10 años. 
Como concluye el estudio, la colaboración entre disciplinas como la pedagogía, la alfabetización, la psicología experimental y la neurociencia proporcionaría un mejor conocimiento sobre las implicaciones educativas del uso de las tecnologías digitales en la adquisición y desarrollo de la destreza básica de la escritura. 
Para saber más:
Mangen, Anne & Balsvik, Llian. (2016). Pen or keyboard in beginning writing instruction? Some perspectives from embodied cognition.Trends in Neuroscience and Education 5 (3): 99-106.