Literatura y poder, las censuras en la literatura infantil y juvenil
Basílica del Prado de Talavera de la Reina (Toledo)

Hasta el próximo mes de septiembre puede disfrutarse la exposición Literatura y poder, las censuras en la literatura infantil y juvenil, un trabajo itinerante cedido por el Centro de Estudios y Promoción de la Literatura Infantil y Juvenil (CEPLI), en las bibliotecas municipales José Hierro y Alfar El Carmen de Talavera de la Reina (Toledo). 
La exposición realiza un recorrido en dos partes por la censura en la literatura infantil y juvenil del siglo XX en España y en Latinoamérica: por una parte, en la biblioteca José Hierro se muestra la censura durante la dictadura franquista en España; y por otra, en la biblioteca Alfar El Carmen, la censura que tuvo lugar en siete países de Latinoamérica (Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Venezuela, Guatemala y México).
En la exposición pretende darse cuenta de cómo se ha tratado de adoctrinar a los niños y jóvenes a través de sus lecturas. En unos países, como España, Chile y Argentina, fue regulada mediante instrumentos jurídicos; y en otros, como en Cuba, sin documentos oficiales. 
Una de las partes más curiosas de la exposición es la que realiza una selección de los libros censurados en España desde 1939 a 1976. Destaca, por ejemplo, el caso de la conocida Pipi Calzaslargas de Astrid Lindgren, que fue censurada durante años al considerarse demasiado transgresora, ya que la protagonista vivía una realidad muy diferente al resto de niños. En España no se conoció hasta 1974, a través de la serie de televisión, y su éxito fue imparable a pesar de todas las polémicas que suscitó.

·Fuente de la imagen: Basílica de Nuestra Señora del Prado. Miguel Rubio. Wikipedia.