Recursos - Investigar

¿Cómo elegir obras de ficción?
Superhéroes

En la selección de libros de ficción (cuentos, novelas...) un criterio importante es la calidad artística de la obra, de los textos y de las imágenes. Y, sin embargo, sobre este criterio es difícil ofrecer unas pautas objetivas e inopinables.La mejor manera de orientarse en este aspecto será contrastando las propias impresiones con los criterios profesionales: el comentario con los profesores, la consulta al bibliotecario o al librero, la lectura de las listas de libros recomendados en medios especializados (en revistas y prensa, en Internet, en radio o en TV) nos permitirán obtener una opinión contrastada.

En todo caso, se indican a continuación algunos de los criterios que pueden guiar la selección de libros de ficción. Gran parte de ellos pueden resultar igualmente útiles para elegir obras en soporte papel y en soporte electrónico.

  • Valorar el tema y su tratamiento, buscando temas atractivos y variados, adecuados para los distintos tipos de lectores según edades, preferencias personales, trayectoria y lecturas previas...
  • Observar elementos del argumento o de la organización interna que puedan dificultar la compresión: acciones múltiples, saltos hacia delante y hacia atrás en la narración de los hechos, cambios en el punto de vista...
  • Vigilar la transmisión de valores positivos, evitando prejuicios, estereotipos o tópicos.
  • Tener en cuenta la organización del texto y la presencia de apoyos que puedan facilitar la comprensión: títulos, organización en capítulos...
  • Detectar, en el texto, rasgos que puedan plantear problemas de comprensión: vocabulario, estructura de las frases, recursos estilísticos más o menos complejos (ironías, dobles sentidos, etc.)...
  • Considerar la calidad de la traducción, en el caso de obras originariamente escritas en otras lenguas.
  • Apreciar los aspectos visuales y materiales de presentación de la obra: tipografía y tamaño de la letra, legibilidad, calidad del papel y de la encuadernación, tamaño, peso...

La mejor forma de elegir es leyendo y conociendo a fondo las obras que leen nuestros hijos. De esta manera podremos formarnos un criterio, contrastarlo con los especialistas y comprobar cuáles son las apreciaciones de los niños y jóvenes.