Recursos - Investigar

A mi hija, a mi hijo, le gusta mucho leer, ¿qué más puedo hacer?
Niños

Tener hijos a los que les gusta mucho leer constituye una gran ventaja, pero deberemos seguir atentos para que la afición permanezca. Siempre podremos hacer algo más para ayudarles a evolucionar como lectores y afianzar el hábito que están adquiriendo.

Nuestro ejemplo, nuestro consejo y orientación siguen siendo necesarios en la elección de lecturas y en la formación de un criterio propio y de una visión crítica y personal sobre los libros. En esta labor, podemos tomar alguna iniciativa más: la suscripción a revistas infantiles y juveniles que incluyan reseñas de libros; la lectura de los suplementos de periódicos dirigidos a estas edades; la consulta de servicios especializados en Internet donde se presenten novedades o se proponga la participación en foros sobre los libros; el acercamiento progresivo hacia la literatura de adultos, leyéndoles algunos pasajes de nuestros libros o comentando lo que estamos leyendo nosotros; la creación de un club de lectura con sus amigos, para intercambiar libros o discutir sobre sus gustos literarios...

Otra posibilidad para los muy aficionados a la lectura es orientarles hacia la escritura. Con alguna indicación por nuestra parte, pueden aprender a crear historias y compartirlas con los amigos.

Sea cual sea el nivel de lectura de nuestros hijos, deberemos seguir cerca de ellos, porque el hábito de la lectura se construye paso a paso. La pasión por los libros hay que seguir alimentándola de manera constante.

IDWP:[68]