Álbum Ilustrado

El Álbum Ilustrado: fomento a la lectura creando lectores activos

04/08/2016 - Blog, Etiquetas , fomento de la lectura , ilustradora , álbum , lectores activos , recurso educativo

El conocido como “libro álbum”, y más recientemente como “álbum ilustrado”, se ha ido haciendo un hueco cada vez más amplio en la escena educativa gracias a las nuevas y motivadoras formas de lectura que plantea.

Álbum Ilustrado

Por “libro álbum” o “álbum ilustrado”, entendemos aquellos libros en los que texto e imagen forman un conjunto, van de la mano, y son necesarios para dar sentido a la lectura que requiere de la participación activa del lector a través de la observación de las imágenes.libro ilustrado1 Esta lectura centrada en el placer estético, permite obtener una comprensión más completa del texto, ampliando o contradiciendo, según sea la intención del autor, el significado de este. La conexión única que se establece entre ambos lenguajes hace que se constituya un nuevo lenguaje creativo, y esto es lo que precisamente caracteriza a este género único, diferenciándolo precisamente de los denominados “libros ilustrados”. En estos libros, la relevancia la tiene el texto, y la imagen lo que hace es completar y ampliar sus significado, exigiendo por parte del lector un rol más tradicional y pasivo.

La historia de este género de entidad propia surge ligada al mundo infantil, y vive sus comienzos a mediados del siglo XVII cuando el pedagogo Comenius en su “Orbis sensualium pictus” buscaba como objetivo que los niños aprendieran a través de la imagen. Con el desarrollo en el siglo XVIII de técnicas de impresión masivas, la imagen cobra una presencia más marcada junto al texto. Durante la primera mitad del siglo XIX, el libro ilustrado comienza a predominar en los libros para jóvenes donde la imagen se hace eco de lo que dice el texto. Tras la I Guerra Mundial con la aparición de las nuevas vanguardias y técnicas de impresión, empiezan las manifestaciones de primer orden de la cultura postmoderna, y entre ellas, el álbum ilustrado, como hoy lo conocemos, que se separa ya de forma definitiva del libro ilustrado.

laboratoriodeescritura.com

A partir de los años 60, y mayormente en Europa, el género vive un boom y su lectura se extiende a un público más adulto. En España, el género se afianza en esta época gracias, entre otros, a la consolidación del galardón más antiguo en la literatura infantil y juvenil española, el Premio Lazarillo, creado en 1958. En la década de los 70 y 80, se vive en España una época dorada, con el reconocimiento internacional de ilustradores nacionales.

Los 90 viven un pequeño declive del género que con el nuevo milenio se recupera, hasta llegar a la época próspera en la que se encuentra hoy en día gracias al apoyo de pequeñas editoriales, el buen hacer de los ilustradores y el esfuerzo de bibliotecas, librerías y profesionales del sector educativo por dar a este género la importancia que merece, favoreciendo el desarrollo de distintos niveles creativos.

Su aplicación por tanto en el ámbito educativo es sin duda de inexcusable implementación. La utilización de códigos o lenguajes simultáneos, que como hemos visto, lo caracteriza es idóneo para el fomento de la lectura, planteando esta naturaleza multicanal múltiples retos al lector que contribuyen a su desarrollo cognitivo, intelectual, estético y emocional.

mamaproof.org

Dos interesantes propuestas para ahondar, un poco más, en el fascinante mundo del álbum ilustrado son por un lado el manual “Ver para leer” publicado por el Ministerio de Educación de Chile que busca dar a conocer y orientar en el ámbito educativo este género, y por otro el interesante y completo estudio realizado por la “Revista de Educación”, publicación científica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, sobre el uso de álbumes ilustrados en educación primaria para la mejora de la competencia intercultural.