Contentverzamelaar

La biblioteca voladora
Familia leyendo en un avión de la compañía de EasyJet

Si ya hemos visto iniciativas para leer en la piscina, en la playa o yendo por el Camino de Santiago, ahora nos llega por aire. Es el caso del proyecto Flybraries (“biblioteca voladora”) que pone en marcha este verano la compañía aérea EasyJet, con el apoyo de la organización británcia National Literacy Trust. Su objetivo es promover la lectura entre los más pequeños durante los trayectos.
Esta interesante iniciativa no es nueva en la compañía: el año pasado repartieron 7000 libros infantiles escritos en inglés entre 147 aviones de su flota. Este verano, pretenden ofrecer nada menos que 17 500 libros de grandes clásicos de la literatura infantil en 300 aviones. Aunque la iniciativa es fundamentalmente para textos escritos en inglés, este año también habrá libros traducidos a siete idiomas, entre los que se encuentra el español. Además del formato en papel, la compañía ha habilitado una plataforma online para poder descargar de manera gratuita algunos de los libros. Incluso tiene en marcha el fomento de la escritura creativa a través de un concurso literario.
Como ha explicado la directora de la tripulación de cabina de easyJet, Tina Milton: «La lectura es muy importante para el desarrollo del vocabulario y de la imaginación de un niño. Por ello, creemos que un vuelo es la oportunidad perfecta para que los más pequeños se enganchen a un libro».

·Fuente de la imagen: Easyjet.