Una caja amarilla. Lidia Campo Almorox, 18 años.
Una caja amarilla

Publicada: 16 de Junio de 2009

Mi madre diría que sirve para guardar zapatos.

Mi padre, que tiene tintes chinos.

Es amarilla, color que vistió Molière por última vez.

Forrest Gump la asimilaría con una caja de caramelos: unos con sabor más dulce; otros, por siempre amargos.

Pero sé que Larra la vería como un "Mañana", y aun así, yo sólo puedo verla como una simple y amarilla caja.