Me gusta, ¿quieres que te lo lea? - leer

Recursos - Comprender

Me gusta, ¿quieres que te lo lea?

¿Para qué?

  • Descubrirles nuevos temas, nuevos géneros, nuevos personajes.
  • Compartir con ellos nuestras propias lecturas.

¿Cuándo?

  • En momentos o rutinas estables de cada familia: después de merendar, antes de irse a la cama, al levantarse los días festivos…

¿Cómo?

Seleccionemos algunas páginas preferidas de los libros que estamos leyendo o de aquellos de los que guardamos un recuerdo especial. Pensemos cuáles son los temas más adecuados para nuestros hijos, los que más les puedan interesar, los que les puedan resultar más atractivos según su edad, su capacidad, sus aficiones.

Consideremos otros temas que les puedan interesar además de los que ya conocen. Nos podemos quedar cortos proponiendo siempre lo más fácil o lo ya conocido.

Sería interesante proponer géneros nuevos de acuerdo con las posibilidades de cada edad: misterio, aventuras, amor, intriga, ciencia ficción…

Despertemos la curiosidad de nuestros hijos por libros menos habituales, como la poesía. Rebuscando en nuestra biblioteca o en nuestra cabeza, encontraremos poemas adecuados para introducirles en su lectura. Citémonos con ellos para leerles nuestras páginas favoritas, aunque pensemos que algunas puedan exceder su capacidad. No se trata de darles obras enteras para leer, se trata de compartir con ellos nuestros gustos: lo bello, lo sublime, lo apasionante, lo desgarrador de unas cuantas líneas…

Conversemos con ellos sobre aquello que nos impresiona en estas páginas: su realismo, su musicalidad, su vocabulario, la manera de presentar un personaje…

Compartamos nuestras sensaciones, el momento en que leímos tal o cual libro. Hablemos de libros y disfrutemos juntos de algunas páginas.

Dejemos a su alcance aquellos libros que consideremos que pueden ir leyendo solos.