Recursos - Investigar

Visitas a la librería
Librería San Ginés

¿Para qué?

  • Estar al día de las novedades editoriales.
  • Pedir consejo sobre los mejores libros.
  • Formarles como usuarios y consumidores de libros.
  • Enseñarles la organización de las librerías.

¿Cuándo?

  • Las tardes en las que se dispone de tiempo libre.
  • Los sábados por la mañana.
  • Con motivo de algún cumpleaños u otra celebración.
  • Cuando la librería ofrezca alguna actividad de animación.

¿Cómo?

La visita a las librerías podría formar parte de los paseos habituales de la familia. Allí nuestros hijos aprenderán muchas cosas acerca de los libros.

En la sección infantil y juvenil es conveniente observar la gran variedad de libros, no solo los adecuados a la edad: ilustrados y con mucho texto, grandes y pequeños, de ficción y de conocimientos… Hojear con cuidado los libros ayudará a niños y jóvenes a descubrir nuevas posibilidades de lectura que probablemente no conozcan.

Es conveniente, asimismo, enseñarles a mirar los carteles, observar las secciones en que están organizados los libros, ver las novedades, comprobar la programación de actividades y seguir las listas de libros más leídos.

En la visita debemos pedir consejo a los libreros: comentar con ellos nuestros libros favoritos, solicitar orientación e información sobre novedades… Dirigirnos al librero delante de nuestros hijos será muy beneficioso para ellos. Además, podríamos mostrarles cómo se consulta en los catálogos de las editoriales y en otros registros.

Los ordenadores para la consulta de los catálogos u otras fuentes y la interpretación de los códigos de barras (con información sobre título, autor, editorial o precio) podrían ser otros asuntos de interés para mostrarles.

Deberemos enseñarles a elegir un buen libro sin olvidar que el mejor libro, en principio, es el que más gusta a cada lector. Pidamos consejo sobre qué libro regalar a un amigo, a una hermana… Esto les ayudará a ver que los demás también tienen sus gustos. Situando el asunto en otras personas, posiblemente podamos ayudarles a reflexionar sobre sus propias preferencias.

Es importante estar atentos a las novedades y a las actividades que se realizan en las librerías: presentaciones de libros, sesiones de animación, concursos, ofertas, etc.

Muchas librerías ofrecen además servicios de carné de cliente que pueden reportarnos muchos beneficios: descuentos en las compras e información, a veces personalizada, sobre las novedades y las actividades programadas. Podemos proponer a nuestros hijos que se hagan el carné y, si no es posible, hacérnoslo nosotros mismos y mantenerles al corriente de su funcionamiento.