II Congreso Nacional leer.es
II congreso leer

El II Congreso Leer.es tiene como objetivo reflexionar sobre las nuevas alfabetizaciones, necesarias en una cultura letrada en la que el acceso a las fuentes de información es fundamentalmente Internet y en la que la comunicación se produce a través de nuevos medios de comunicación y nuevas normas sociales. Esta reflexión se centrará especialmente en la lectura como el instrumento más importante para el aprendizaje en el conjunto de las áreas y materias del currículo.

  • Lugar: Pº de Recoletos 20-22, 28071 Madrid, España
  • Día de inicio del acto: 22/11/2010
  • Fecha final del acto:23/11/2010
  • Hora: 09:00

Puedes ver los siguientes vídeos del congreso:

1. Inauguración del congreso - Intervención del Ministro de Educación, Ángel Gabilondo.

2. Clausura del II Congreso de Leer.es - Secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Mario Bedera

3. Resumen del II Congreso Nacional de Leer.es

IDWP:[4967]

Jóvenes: ¿Letrados o iletrados?
Jóvenes: ¿Letrados o iletrados?

Pº de Recoletos 20-22, 28071 Madrid, España

Mesa redonda con jóvenes y docentes sobre las consecuencias de no leer o de no comprender lo que se lee en la sociedad actual. Este acto inaugura la exposición de los trabajos finalistas del certamen Anuario de Creatividad para estudiantes de Publicidad organizado por el Ministerio de Educación y el Club de Creativos sobre el Centro virtual www.leer.es.

Esta mesa se retransmitirá en directo aquí, desde las 12h.

Más información

  • Lugar: Pº de Recoletos 20-22, 28071 Madrid, España
  • Día de inicio del acto: 17/11/2010
  • Fecha final del acto:17/11/2010
  • Hora: 12:00

IDWP:[4927]

¿Quién se comió al dinosaurio? Interpretar huellas. Emilio Pedrinaci
Huellas de dinosaurio

Bajo este espectacular título, E. Pedrinaci nos propone buscar respuestas a preguntas científicas, fomentan la formulación y el contraste de hipótesis científicas y, por supuesto, obtener conclusiones sobre las cuestiones estudiadas.

Otras actividades del mismo autor.

IDWP:[2032]

La roca que convierte el CO2 en cuarzo. Begoña Oliveras y Neus Sanmartí Puig

¿Qué nos propone Begoña Oliveras y Neus Sanmartí Puig?

  • Lectura crítica.
  • Autorregulación del proceso lector.
  • Cooperar en grupos socialmente heterogéneos.
  • Análisis e interpretación utilizando información del texto y los conocimientos previos.
  • Producción de un texto argumentativo.
  • Expresión oral.
  • Análisis e interpretación de un problema real en función de sus conocimientos de física.
  • Lectura cooperativa.

 

IDWP:[3183]

El museo más ecológico del mundo. Begoña Oliveras y Anna Marbà Tallada
Molinos

Este recurso educativo tiene como objetivos:

  • Valorar las distintas maneras de ahorrar energía.
  • Valorar las distintas fuentes de energía renovables.
  • romover la lectura crítica de textos de ciencias.
  • Evaluar distintos materiales y tipos de contaminación.

IDWP:[3206]

LIBER
LIBER

Se presenta la 32ª edición de la Feria Internacional del Libro LIBER.

450 editoriales españolas y extranjeras participarán en esta nueva edición que se celebrará en Barcelona del 1 al 3 de octubre.
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que colabora en el desarrollo de la feria, participará con un stand propio.

Observatorio de la Lectura y el Libro, 5 de septiembre de 2014.


Observatorio de la lectura y el libro

Observatorio de la Lectura y el Libro     

La greguería y la imagen en la poesía española de los años 20. Felipe Zayas
Gómez de la Serna

Comprensión de la poesía. 4º de la ESO.

El conocimiento de la poesía del siglo XX requiere familiarizarse con uno de los postulados básicos de los movimientos vanguardistas europeos de principios del siglo XX: la autonomía del arte, y por tanto del poema, respecto de la realidad.

Este trabajo de Felipe Zayas se centra exclusivamente en las greguerías que están montadas sobre una  comparación o sobre una metáfora, es decir, aquellos que nos llevan más directamente a la comprensión de algunos poemas ultraístas y, sobre todo de la metáfora cultivada por los  poetas del 27, que en este trabajo estará representado por Federico García Lorca.

IDWP:[2764]

Pedir consejo
Pedir consejo

El colegio, las bibliotecas, las librerías y sus especialistas serán excelentes aliados. Hagámosles una visita.

Acudir a las librerías y a las bibliotecas puede ser una actividad interesante para hacer por las tardes, los días de fiesta, en vacaciones...

Desde pequeños, podemos familiarizar a nuestros hijos con su funcionamiento. Con nuestro ejemplo y con la ayuda de los especialistas aprenderán lo esencial para manejarse solos.

Las bibliotecas, las librerías, organizan numerosas actividades de animación a la lectura. Tengámoslas en cuenta.

La biblioteca del centro educativo puede ser un buen recurso. Pidamos información sobre posibles formas de participación. Tomemos la iniciativa. Las bibliotecas y las librerías son lugares que deberían formar parte de los recorridos habituales de la familia.

Desde pequeños, los niños deberían empezar a conocer su funcionamiento: las secciones, los libros recomendados, las promociones, la programación de actividades de animación a la lectura... Se pueden hacer el carné de lector y pedir consejo a los profesionales: bibliotecarios, libreros o animadores. En ellas podrán pasar muy buenos ratos.

En estas visitas es conveniente que vayan acompañados. Los adultos podemos rastrear las estanterías, hojear las novedades o pedir orientación. Y con todo ello les estamos enseñando cómo comportarse en los lugares donde están los libros.

En la biblioteca podemos disfrutar de la lectura o hacer uso de los diversos servicios a disposición de los lectores. Muchas de ellas, y las buenas librerías, realizan numerosas actividades: encuentros con autores, representación de obras, fiestas alrededor de los libros....

Por otra parte, en los centros educativos suele haber una biblioteca en la que se organizan actividades y se ofrece un servicio de préstamo. Algunos centros proponen también encuentros para familias, e incluso estarán abiertos a las sugerencias de los padres siempre que se animen a participar.

Sin duda, para la adecuada orientación de nuestros hijos, resultará de gran ayuda el consejo de los profesionales –profesores, bibliotecarios y libreros–, así como la consulta de las listas de libros recomendados en guías de lectura, revistas especializadas o catálogos.

Es conveniente estar informados de la labor de los especialistas. Aprovechemos todo este conjunto de iniciativas: el mundo del libro y la afición por la lectura se nutren de todas ellas.

Escuchar
Escuchar

En las preguntas de los niños y los adolescentes está el camino para seguir aprendiendo. Estemos pendientes de sus dudas.

Prestemos atención a las preguntas de los niños sobre la escritura, incluso antes de que empiecen a aprender formalmente a leer y a escribir.

Encontrar una respuesta para sus dudas es muy fácil: contestemos, no tratemos de «explicar» o de «enseñar» a leer.

Con nuestras explicaciones, nuestros hijos irán aprendiendo mucho sobre la lengua escrita y sobre los escritos que usamos habitualmente.

De esta forma, descubrirán también las historias más apasionantes creadas por la literatura.

La curiosidad de los niños y de las niñas por los textos escritos se manifiesta mucho antes de que aprendan formalmente a leer. Rótulos y anuncios de la calle, etiquetas de productos, cuentos, periódicos, letreros de la ropa... son objetos que despiertan su interés. Los niños preguntan una y mil cosas sobre las letras, sobre su significado.

Conviene prestar atención a estas preguntas espontáneas y no dejarlas sin respuesta. Y para ello, no es necesario esperar a que la escuela tome la iniciativa, aunque tampoco debemos «enseñar a leer», porque estas enseñanzas son responsabilidad de los profesores. Se trata, sencillamente, de contestar a las dudas de los niños: ahí, ¿qué pone?; ¿cómo se escribe mi nombre?; ¿y el tuyo?; ¿qué letra es esa?... Con nuestras respuestas, los niños empezarán a construir sus primeros conocimientos sobre la lengua escrita y descubrirán el placer que proporciona la lectura.

En ocasiones, no solo debemos esperar a que formulen sus preguntas, sino que hemos de estimularles a que nos cuenten qué entienden, dónde están las dudas.

Cuando los niños crezcan, si han encontrado útil nuestra ayuda, seguirán preguntando: ¿el lobo existe?, ¿las historias de Astérix son verdad?, ¿dónde puedo encontrar información sobre...?, ¿te gustan las historias de terror? En todo caso, cuando los profesores hayan iniciado el camino hacia la lectura, los padres debemos seguir acompañándoles.

Estimular, alentar
Estimular, alentar

Cualquier situación puede proporcionar motivos para llegar a los libros. Dejemos siempre libros apetecibles al alcance de nuestros hijos. Cualquier acontecimiento o experiencia familiar puede servir para acercar los libros a nuestros hijos.

Podemos buscar numerosas disculpas para regalar libros, más allá de las fechas tradicionales.

Para acertar en nuestras sugerencias, debemos estar al día de sus preferencias, así como sobre la publicación de novedades interesantes. Consultemos a los especialistas.

No siempre es necesario comprar libros para poder leerlos: hagamos uso de los servicios de préstamo e intercambiemos libros entre familias próximas.

Cualquier ocasión puede ser buena para llegar a un libro: una conmemoración, un tema de actualidad, una película, un deporte, un personaje, un deseo, un sueño, un viaje... Debemos aprovechar cualquier acontecimiento familiar, cualquier experiencia, para proponer a nuestros hijos la lectura de libros. Siempre que podamos, debemos dejar libros interesantes a su alcance.

En la familia se producen numerosas situaciones en las que se pueden regalar libros: cumpleaños, navidades, final de trimestre, vacaciones, visitas de familiares... Pero también podemos utilizar otros recursos: la aparición de un libro de la colección preferida de nuestros hijos, o el lanzamiento de un nuevo título que consideremos interesante. Podemos regalar libros sin motivo aparente, como sorpresa o como muestra de cariño.

El precio de los libros no debería ser un obstáculo para que niños y jóvenes tengan acceso a una buena variedad de textos. Debemos compararlo con otras actividades de ocio, y además, siempre podremos buscar otras formas de enriquecer la biblioteca familiar: por ejemplo, haciendo uso de los servicios de préstamo de bibliotecas o intercambiando libros entre familias próximas. Un buen libro, aunque sea prestado, siempre será un gran regalo.

A su vez, podemos ir responsabilizando a nuestros hijos sobre el gasto que supone la compra de libros, proponiéndoles un cierto ahorro para conseguir sus libros favoritos. De esta forma, les ayudaremos a tomar conciencia de sus gastos y a valorar lo que es suyo.