Viaje con nosotros. Nuevas formas de conocer el espacio terrestre. Amalia Sánchez Portillo y Mª Ángeles Sánchez Suárez
Viaje con nosotros

Mayo 11, 2012. El propósito de este material es la realización de tres tareas que abordarán diferentes aspectos de la geografía: localización a escala mundial de países y ciudades importantes, accidentes geográficos, climas, ríos, zonas horarias, etc.; conocimiento del continente europeo mediante el trazado de un itinerario fluvial; y acercamiento a los paisajes de las diferentes comunidades autónomas españolas. Las tres tareas confluirán en una tarea final, cuyo objetivo consistirá en elaborar un folleto en el que se publicite un viaje. ESPA. Nivel I, Módulo I.

IDWP:[4816]

Memoria de los vientos
Veleta

El objetivo fundamental de este trabajo es potenciar los hábitos lectores en el alumnado, intentando hacerles partícipes del placer de la lectura, con el deseo de que esta se convierta en práctica cotidiana y feliz. A él deben supeditarse todos los demás aún cuando su fomento no sea incompatible con otros.

IDWP:[1144]

Carreras de dromedarios: por una joroba de ventaja. Comprender un texto expositivo complejo. Victoria García Cuenca
Dromedario

En una época en la que los jeques siguen las noticias por televisión y se comunican por teléfono móvil, la cultura de las carreras de dromedarios sigue siendo un importante vínculo entre el presente y el pasado. Aunque ahora, este animal apreciado tradicionalmente por su capacidad para atravesar kilómetros y kilómetros de desierto, ha cambiado la arena caliente por una pista de competición construida por manos humanas.

IDWP:[1608]

¿Cómo vivían las personas en la Edad Media? Rastrear, localizar y seleccionar información pertinente de un texto para poder comprenderlo. Pablo Aros Legrand

Con esta secuencia se busca hacer patente el tipo de actividades que los alumnos
desarrollan cuando leen un texto con el fin de comprenderlo.
Cada uno de los pasos de esta actividad busca la interacción del profesor con sus
alumnos para rastrear y seleccionar información que permita responder a tareas de
distinto tipo, tales como parafrasear ideas, conectar párrafos entre sí, relacionar
una idea con sus antecedentes o jerarquizar información.

Mayo 7, 2009. Coordinador: Eduardo Vidal-Abarca. Tercer ciclo de Educación primaria (6º curso)

IDWP:[484]

10 claves para enseñar a comprender (Primaria). Eduardo Vidal Abarca
Eduardo Vidal Abarca

A continuación encontrarás un documento sobre cómo los profesores y profesoras de Educación Primaria pueden enseñar a sus alumnos a mejorar sus estrategias de comprensión de textos expositivos. Se formulan diez recomendaciones escritas en forma de decálogo. Sintetizan lo que la mayoría de los expertos en enseñanza de la comprensión suscribirían. Previamente, encontrarás unas reflexiones la utilidad y necesidad de enseñar estrategias de lectura de textos expositivos en la Educación Primaria.

IDWP:[989]

Piensa que tus amigas, tus amigos, son los mejores compañeros de lecturas
Piensa que tus amigas, tus amigos, son los mejores compañeros de lecturas

¿Has intercambiado alguna vez los libros con tus amigos? ¿Habéis jugado a contaros historias: las más misteriosas, aventureras, inquietantes, divertidas…?

Hay juegos basados en libros que puedes organizar: disfrazarse, una obra de teatro, hacer títeres… Pruébalo y verás qué buen resultado.

IDWP:[186]

Si te apetece leer, lee. No te distraigas con otras cosas
Fíjate bien en cómo leen las personas mayores
¿Cómo elegir obras de información y de consulta?
enciclopedia

Actualmente existe una amplia oferta de obras de carácter informativo: libros de conocimientos, diccionarios, enciclopedias, monografías, etc. La oferta comprende materiales en distintos soportes –impreso, audiovisual y electrónico– que deberán ser convenientemente analizados para asegurarnos de la calidad de la publicación.

Algunos de los criterios que se pueden emplear en la selección de obras de información y de consulta son los siguientes:

  • Rigor y accesibilidad de la información. Las adaptaciones que requiere la presentación de contenidos de carácter informativo para niños y jóvenes nunca deberán ir en detrimento del rigor de la información.
  • Actualización de la información. Muchos de los contenidos que se presentan en estos materiales han de tener una actualización periódica. Conviene estar atentos a la regularidad de las actualizaciones y puestas al día de las obras.
  • Organización de la información en distintos niveles de consulta. Los contenidos deberán desarrollarse en distintos niveles: textos principales y textos complementarios, que sirven para completar, ampliar o ejemplificar las informaciones presentadas. Estos recursos ayudan a una consulta ágil y flexible de la obra. Del mismo modo, será importante la utilización de recursos para marcar estos distintos niveles de información: tipografía, tamaños, colores, distribución del texto en la página...
  • Calidad de los elementos gráficos: fotografías, dibujos, esquemas, diagramas, gráficos... En este aspecto deberán vigilarse la legibilidad, la calidad de las imágenes y la claridad de esquemas y gráficos.
  • Presencia de herramientas de consulta: instrucciones, guías de uso, glosarios, sumarios, índices de materias, de autores... Todas estas herramientas facilitarán un uso autónomo de la obra en función de muy diversas necesidades informativas.
  • Integración adecuada de elementos textuales, gráficos y otras herramientas de consulta, posibilitando diferentes itinerarios de lectura.
  • Calidad de las traducciones en cuanto al texto y a otras posibles adaptaciones del contenido en función del contexto en que se creó la obra.

Como sucede con cualquier lectura que esté al alcance de nuestros hijos, es necesario analizar los libros informativos en todos estos aspectos, así como realizar varias consultas según los posibles usos que de ellos puedan realizar. El asesoramiento profesional será igualmente útil y orientador en la selección de estas obras.

Los niños, las niñas y los adolescentes se manejan con mucha facilidad en estos medios, ¿verdad?
pda

A pesar de la facilidad que tienen los niños en el manejo de las herramientas digitales, el acceso competente a los textos en estos medios no es sencillo. No es tan obvio saber qué términos emplear en una búsqueda, o cómo elegir la mejor opción en el listado que obtenemos, o de qué manera reconocer la fiabilidad de una información frente a otras.

Hay estudios que muestran cómo no solo los más pequeños tienen dificultades para afrontar la lectura de este tipo de textos, sino que también los adolescentes encuentran problemas para comprenderlos.

En algunos casos, pueden desorientarse, tener bloqueos o sobrecarga cuando la información no está claramente jerarquizada. En otros, no reconocen las diferencias entre información y anuncios, al menos en ciertos entornos. Hay quienes encuentran dificultades para identificar la consistencia del contenido, porque suelen conceder más importancia a los aspectos formales —como la calidad gráfica—, que a la fuente o a la procedencia del contenido. En general, si no localizan algo, no persisten, abandonan y buscan otro sitio.

No hay que confundir facilidad en el manejo de las herramientas con competencia para afrontar la lectura comprensiva de gran parte de los textos que están a su alcance. Aprender a ser capaces de localizar información, seleccionarla, evaluarla e integrarla en sus producciones es un proceso largo, que debe ser sistemático y para el que los niños y los adolescentes necesitan ayuda.

IDWP:[417]